Planes de Vida

Uno de los retos más importantes para el ser humano es encontrar el propósito de su vida y con frecuencia la vida transcurre sin tener un plan definido.

Conocemos nuestras obligaciones, sabemos lo que nos gusta y lo que no nos gusta, sin embargo, no tenemos clara la fuerza que podemos dar a la experiencia y autoconocimiento que ya hemos adquirido a lo largo del camino recorrido, tanto en lo personal, como en la vida profesional. Esto nos sucede tanto con los pensamientos y emociones, como con los conocimientos, y avanzamos por la vida sin una visión clara de hacia dónde vamos, y, sobre todo, sin metas precisas ni objetivos por cumplir en un tiempo específico.

Necesitamos un eje rector de nuestras acciones y eso se conoce como plan de vida. Sin embargo, no consiste sólo en tenerlo, porque el éxito radica en la ejecución y seguimiento del mismo, con base en la claridad y exactitud con que se definan las metas, así como las acciones que se determinan para lograrlas.

Así pues, ¿qué es un plan de vida?   Una serie de acciones que se establecen para alcanzar un objetivo deseado en un tiempo específico.

¿Tienes un plan profesional / laboral para los próximos 3 años? ¿para los próximos 12 meses? ¿para los próximos 90 días?

¿Tienes un plan personal para los próximos 3 años? ¿para los próximos 12 meses? ¿para los próximos 90 días?

Seguramente la respuesta más fácil fue la del área profesional, ya que en la mayoría de los casos se establecen objetivos por cumplir en las empresas.   Pero ¿están alineados con tus sueños personales?

Empecemos revisando los pasos para generar un plan de vida:

  1.  Identifica cuáles son tus gustos, deseos y sueños

Gustos es todo lo que nos agrada hacer en forma cotidiana, es nuestro estilo de vida, como ir a cine con la familia todos los fines de semana, cenar con amigos o con la pareja en el restaurante preferido, vestir cierta marca de ropa o asistir a lugares específicos. Estos no constituyen una necesidad para vivir y en tiempos de economía restringida, se pueden evitar.

Deseos se refiere a aquello que quieres hacer o lograr en un plazo de no más de un año.   Como un viaje, comprar un auto o dar el enganche para el mismo, etc.

Sueños, esos van más allá de los deseos.  Es todo aquello que quieres lograr y que te llevará más de un año realizar, ya que conlleva más planeación y tiempo para que se convierta en realidad.

2. Una vez que tienes claros tus gustos, deseos y sueños, define la fecha en que quieres lograrlos. ¡Toma control, decide tu destino!     Muchas personas prefieren fluir con la vida y enfrentar las situaciones una a una conforme se vaya presentando.  Son formas distintas de vivir, no es una mejor que la otra, pero si tú estás buscando lograr objetivos específicos, asegúrate de hacer lo necesario y seguir un camino que te lleve a ellos.   Ese es el principio del éxito personal o profesional, que para muchos es la base de la felicidad.

3. Determina los recursos que necesitas.    Si elegiste tomar control y planear tu futuro en lugar de fluir, entonces estás fijándote el propósito de cambiar algunos hábitos y aprovechar tus fortalezas.  Identifica qué herramientas requieres, cómo puedes adquirirlas, y quiénes son las personas alrededor tuyo que pueden apoyarte en este nuevo camino.

4. Establece acciones concretas, los pasos que requieres dar para llegar a la meta.  Aquí es donde determinar los qué, cómo, cuándo, dónde, para lograr el para qué (gusto, deseo, sueño).

Si realizas alguna actividad de ventas o recibes comisiones, proyecta tus gustos, deseos y sueños con base en lo que significan como ingreso para ti.   Por ejemplo, en la venta de autos, sería identificar la comisión promedio por unidad vendida, para poder saber cuántas más requieres vender al mes, para cubrir el importe que significan tus gustos, deseos y sueños.

5. ¡Ejecuta!   Llegó el momento de la verdad.  Todo plan se queda en intención si no se ejecuta el primer paso.  Sé impecable en el cumplimiento contigo mismo, no es fácil, pero es tan posible y ¡tan fuerte como tu voluntad para lograr tus sueños!

La costumbre y el torbellino del día a día, pueden ser los principales obstáculos para avanzar de acuerdo al plan, por eso es sumamente importante que encuentres a tu alrededor, ya sea personas de apoyo, anotaciones, alarmas o notas en tu agenda. Esa es la voz de la conciencia que te ayuda a mantenerte en el camino planeado.

6. Comunica y Comprométete.  Muchos planes dejan de tener efecto porque los dejamos para nosotros mismos.  Lo dejamos en la cabeza, con el famoso si lo digo se quema.  El comprometerte con tus resultados es: escribirlo, comunicarlo, hacerlo saber.  Buscar aliados en tu éxito; todo esto se convierte en el fuego interno, la energía que genera el seguir avanzando cuando las subidas se vuelven pesadas. Busca escribir recordatorios, ¡tener gente cercana y querida que te quiera ver progresar y que te apoye!, ¡Si que sean tus porristas! ¡Que te desafíen! Que no te dejen caer en el conformismo.  Todo esto y todos ellos, si les das el peso real, te van a desafiar y te van a hacer pegar de gritos, sin embargo, llegara el día que recolectes tus sueños y ese día – porque va a llegar – Seguro se los agradecerás.

7. Supervisa y da seguimiento.  ¡Celebra los pequeños logros!  Esto te dará el impulso para continuar avanzando.  Si encuentras muchas piedras en el camino, define los ajustes necesarios para continuar, en ese o por otra vía, pero siempre con la visión clara de lo que buscas.

La frecuencia de supervisión de los avances, depende del objetivo, no dejes pasar más de una semana para hacer un alto y revisar lo que está sucediendo.  Recuerda, ¡tú tienes el control!      ¡Hazte cargo de tu propio éxito!  ¡Y disfrútalo en toda su expresión!

Un plan de vida no se hace sólo en momentos difíciles, siempre es un buen momento para iniciar o adaptar, si es que ya tienes uno, porque vas evolucionando cada día y es muy probable que tus gustos, deseos y sueños, requieran adaptación según los escalones que vas subiendo en tu vida.

Si eres un líder de equipo asegúrate que cada uno de tus colaboradores tenga su propio plan, conócelo, ¡¡porque tu responsabilidad principal es asegurarte que cada uno de ellos logre sus sueños!! En este caso ¡tú eres una herramienta fundamental!

Si te interesa conocer más detalladamente la metodología G20 para realizar planes de vida, está pendiente del Workshop del mes de mayo en G20 Education.

Archivos